FAQ

Preguntas frecuentes

Le acercamos respuestas a las preguntas más frecuentes que se hacen los pacientes al iniciar el tratamiento con el Método hcgOral® ó durante el transcurso del mismo.

1. ¿Qué es la hCG?

hCG se la sigla de la Gonadotropina Coriónica humana, una sustancia producida en grandes cantidades por la placenta durante el embarazo. Fue descubierto en 1927por Ascheim y Zondek en la orina de mujeres embarazadas.

Después de su descubrimiento, los científicos trataron de encontrar un nombre para esta sustancia, y cuando observó que la administración de hCG ayudaba a provocar la ovulación en animales de experimentación. De ahí su nombre de Gonadotropina, que significa que tiene una acción sobre las gónadas (ovarios o testículos), y Coriónica, porque más tarde se comprobó que era producida por el corion de la placenta.

2. ¿Cuáles son las funciones de la hCG durante el embarazo?

La hCG es la sustancia glicoproteica más grande (no nos gusta llamarla la hormona, véase más adelante) presente en los seres humanos.

Su molécula contiene más de 300 aminoácidos, y a pesar de que algunas de sus funciones han sido bien descriptas, muchas otras son poco conocidas. Una sus principales funciones es la de proteger el embrión del rechazo: genéticamente, el 50% del embrión pertenece al padre, y dado que estos genes en la madre actúan como un cuerpo extraño, el organismo podría rechazarlo. De hecho, cuando existe una amenaza de aborto, los niveles en sangre de hCG disminuyen abruptamente.

Durante el embarazo, y groseramente hablando, la placenta toma el control de casi todas las funciones metabólicas de la madre, y en cierto sentido, actúa como la glándula hipófisis. La hCG es una de las sustancias que regulan el metabolismo durante el embarazo.

3. ¿La hCG es una hormona?

En nuestra opinión: no. La palabra hormona proviene del griego y significa “yo actúo a distancia”.

El término fue acuñado por Banting y Best en 1915 y fue utilizado para denominar aquellas sustancias que, producidas en un órgano, ejercen sus acciones en otras partes del organismo.

Así, la testosterona es una hormona, ya que se produce en los testículos, ejerce su acción sobre la piel, cerebro, etc Del mismo modo, las hormonas tiroideas, los estrógenos y la insulina para calificar el término “hormona”.

Se ha encontrado sin embargo hCG en TODOS los tejidos humanos, incluso en hombres y mujeres no embarazadas. Los investigadores están muy intrigados por la presencia de hCG, por ejemplo, en pulmones, hígado, estómago, etc.

4. ¿Cómo se obtiene?

La hCG es fabricada por laboratorios de renombre internacional. El procedimiento habitual es la extracción de hCG de la orina de mujeres embarazadas. La hCG está disponible en las farmacias desde 1930 y NUNCA se reportaron complicaciones concernientes a su proceso de producción. Es un procedimiento muy seguro y testeado a lo largo del tiempo.

5. ¿Cuáles son las indicaciones médicas para la hCG?

Como la administración de hCG facilita la ovulación es utilizada en programas de fertilidad desde hace tiempo. Asimismo, otra indicación para la administración de hCG es la falta de descenso de los testículos en los varones, una condición llamada criptorquidia.

La hCG es uno de los pocos medicamentos de origen natural que, afortunadamente, permanecen aún en la actual farmacopea. Por razones que se desconocen la mayor parte de la investigación realizada sobre su potencial terapéutico se refiere a las investigaciones relacionadas con los testículos o los ovarios, con relativamente pocos estudios realizados en otros campos clínicos.

Miles de artículos se han publicado sobre el efecto de hCG en las gónadas (ovarios o testículos), pero comparativamente un pequeño número de éstos ha investigado su gran potencial terapéutico en enfermedades que incluyen sarcoma de Kaposi, asma, arteriopatias, talasemia, osteopenia, glaucoma y el cáncer.

6. ¿Por qué utilizar una sustancia producida durante el embarazo para el tratamiento de la obesidad?

Este fue el gran descubrimiento de un médico británico, el doctor ATW Simeons:

El primer informe sobre el uso de la hCG para el tratamiento de la obesidad fue publicado en 1954 por el difunto Dr. ATW Simeons, un médico británico que ejercía en el Ospedale Salvatori Mundii en Roma.

Mientras trabajaba en India, notó que los así llamados “niños gordos”, que presentaban distrofia adiposogenital, mejoraban la condición de sus testículos, que aún no habían bajado, al ser tratados con hCG. Pero observó también que durante el curso del tratamiento se modificaba la distribución de la grasa corporal.
Por lo tanto hipotetizó que si estos niños fuesen sometidos concomitantemente a una dieta muy hipocalórica podrían reducir su peso corporal, al consumir estos depósitos adiposos que se estaban movilizando.

– Los pacientes toleraban la dieta hipocalórica sin sufrir las cefaleas, irritabilidad y debilidad, tan comunes en los tratamientos para bajar de peso.
– El período de mantenimiento era más efectivo en comparación con los procedimientos dietéticos simples.
– La reducción de peso era más satisfactoria que aquella obtenida con las dietas hipocalóricas estándares.
– Los pacientes perdían más grasa corporal (medida en centímetros) en aquellas zonas donde los depósitos adiposos eras más conspicuos.

El Dr. Simeons hipotetizó que la hCG actuaba a nivel diencefálico, modulando los centros regulatorios hipotalámicos, que a su vez eran responsables por la acumulación excesiva de grasa que se observaba en la obesidad.

7. ¿Cuál es la controversia en torno a la hCG y obesidad?

Cuando el Dr Simeons publicó sus descubrimientos en la revista The Lancet, en 1954, la obesidad era considerada una cuestión estética, y los tratamientos de obesidad se limitan a la simple indicación de “mantener la boca cerrada”.

Después de esta publicación, muchos médicos de todo el mundo acudieron al hospital del Dr. Simeons para obtener información sobre el tratamiento de primera mano.

Por desgracia, para algunos de ellos el mayor interés radicaba en las ganancias y cuando regresaron a sus países armaron las llamadas “Clínicas de Obesidad”, que proliferaron en todas partes. Como consecuencia del manejo inadecuado del método, diversas complicaciones fueron reportadas.

Por lo tanto, en 1974 la FDA afirmó que la hCG no era útil para el manejo de la obesidad debido a que su administración llevaba a resultados similares con respecto a la pérdida de peso en pacientes tratados y no tratados.

Y ESTAMOS DE ACUERDO.

La administración de hCG no hace que la pérdida de peso sea superior a la obtenida con cualquier otra dieta muy hipocalórica.

PERO los pacientes tratados con hCG perdieron más grasa corporal que los pacientes no tratados.

8. ¿Cuáles son los beneficios del uso del método de hCG + dieta hipocalórica para tratar el sobrepeso?

Como hemos explicado antes los pacientes tratados con hCG perdieron más grasa corporal que los pacientes no tratados. Y la proporción de tejido adiposo es el núcleo de la enfermedad que llamamos obesidad.

Al evaluar la eficacia de cualquier tratamiento de la obesidad debemos evaluar si el procedimiento reduce el porcentaje de grasa corporal en mayor medida cuando se compara con otros tratamientos. No tenemos que evaluar la pérdida de peso: la pérdida de grasa es la respuesta.

Si se administra un diurético a un paciente y se le pide que regrese en tres horas, y en ese lapso de tiempo ha perdido dos kilos,¿esto significa que la administración de diuréticos es un procedimiento eficaz para la pérdida de peso?

Absolutamente no.

9. ¿Existen otros beneficios derivados de la utilización de hCG para el tratamiento para la obesidad?

Sí. Los pacientes se sienten de buen humor a lo largo del periodo de tratamiento. No refieren irritabilidad ni debilidad. Se ven muy bien. Mejora el sueño.

El paciente también nota una marcada reducción de la circunferencia corporal, “la ropa se ajusta muy bien, mejor que en cualquier otra dieta”. Se observa una remodelación muy importante del contorno corporal (debido al hecho de que la hCG + dieta disminuye la grasa corporal mejor que cualquier otro tratamiento de la obesidad).

10. ¿La administración de la hCG cura la obesidad?

No. La obesidad es una enfermedad cuyo origen es un trastorno permanente en el área hipotalámica, una región ubicada dentro del cerebro. Lo que hace la hCG es convertir al sistema de pérdida de peso en un proceso cómodo y seguro, y el período de mantenimiento tras el tratamiento es mucho más fácil de realizar.

11. ¿Quién puede aplicar el método de hCG + dieta hipocalórica?

Sólo los médicos capacitados y entrenados.

Por favor, permítanme citar Dr ATW Simeons:

“El protocolo de hCG + dieta puede ayudar a todos los casos de obesidad, pero el método no es sencillo.  Consume mucho tiempo y requiere la perfecta cooperación entre el médico y el paciente.

Cada caso debe ser manejado individualmente, y el médico debe tener tiempo para responder a las preguntas, disipar los temores y eliminar los malentendidos. También debe controlar diariamente al paciente.

Cuando algo sale mal debe investigar hasta encontrar la razón de cualquier ganancia de peso que pudiera haber ocurrido. En la mayoría de los casos es inútil darle al paciente una hoja con la dieta y dejar que la enfermera le de “la inyección”.”

12. ¿Cuáles son sus complicaciones clínicas?

Siempre que el procedimiento sea realizado por médicos capacitados: NINGUNO.

La dosis utilizada durante el tratamiento es bastante pequeña en comparación con la producida por las mujeres durante el embarazo (¡alrededor de 1.000.000 UI por día!).

De acuerdo con nuestro Disclaimer:

“Desafortunadamente algunos Profesionales de la Salud modificaron el método original basados en sus propias presunciones respecto a cómo funciona el tratamiento. En algunos casos las modificaciones fueron realizadas hasta el punto de no incluir los postulados básicos y fundamentales del protocolo hCG, dando por resultado efectos secundarios o indeseados.

Mucha de la publicidad negativa que rodea el método es debido a la carencia de la validación apropiada, de manera tal que ha sido realizado por personal sin experiencia o bajo condiciones incontroladas. Así, el protocolo se ha modificado o se ha malinterpretado, conduciendo a resultados insatisfactorios.”

13. ¿Vendemos hCG?

No, no vendemos hCG. La hCG puede ser adquirida BAJO PRESCRIPCIÓN MÉDICA en farmacias de recetas magistrales de su país.

Nosotros sólo tratamos a nuestros pacientes con el método y capacitamos a los médicos para llevar a cabo el procedimiento en su país de origen.

14. ¿Conocemos médicos o centros que estén actualmente utilizando el método de hCG Oral® para la pérdida de peso?

No, no conocemos. El protocolo de hCG oral para la pérdida de peso es el resultado de nuestros veinticinco años de experiencia en el método: primero con las inyecciones de hCG hasta que desarrollamos la formulación oral.

Nuestros resultados clínicos y los estudios publicados en 1992 a través de Internet permitieron a los pacientes obtener más información sobre este exitoso programa de reducción de peso.

Nuestra casuística supera los 6,000 pacientes tratados hasta la fecha, además de alrededor de 14,000 casos que fueron revisados por el Dr. Belluscio en la Bellevue Klinik en Suiza. Tenemos por lo tanto una amplia experiencia en ambos métodos; pero desde 1993 nuestra elección ha sido el enfoque oral.

Volver